Archivo de etiquetas| YERBA DE LOS JESUITAS

Yerba Mate (Ilex Paraguariensis) Características, Historia, Propiedades, Consumo

verimg 600x0_458162Ilex paraguariensis, la yerba mateyerba de los jesuitas, o yerba del Paraguay (en guaraní: ka’a), es una especie arbórea  neo tropical originaria de las cuencas del Alto Paranà, Alto Uruguay  y algunos afluentes del Río Paraguay donde crece en estado silvestre, sobre todo formando parte del sotobosque o del estrato mediano de los montes.

De las hojas y ramas, secas y molidas de esta aquifoliàcea se prepara el mate, una infusión común en la gastronomía de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y en las zonas rurales de Chile. El nombre mate es el nombre dado a la “calabacilla” que tradicionalmente sirve de recipiente a la infusión. Es ampliamente cultivada comercialmente en Argentina, Brasil, Bolivia y Paraguay desde el Siglo XIX, dando lugar a una importante industria. Según la FAO, Brasil es el mayor productor de yerba del mundo, con 434.727 toneladas (53%), seguido por Argentina con 300.000 toneladas (37%) y Paraguay con 76.663 toneladas (10%).

YERBA MATE 2+

CARACTERISTICAS

La especie Ilex paraguariensis es un árbol perennifolio, de hasta 15 m de altura en estado salvaje. Tiene un fuste recto y cilíndrico, de hasta 3 dm de diámetro, recubierto de una fina corteza pardogrisácea acanalada. Las ramas brotan del árbol en ángulo recto, dando lugar a una copa apicada. La raíz es pivotante.

Las hojas son alternas, obovadas, con el margen dentado y el ápice obtuso, de unos 11 cm de largo y 5 de ancho, coriáceas; no presentan nunca pelos ni estomas por el haz, de color verde oscuro, y estomas pequeños en el envés. Las nervaduras primarias y secundarias son de color amarillento y muy marcadas. Perduran unos tres años en la planta.

Entre octubre y noviembre, la época de floración, produce inflorescencia en forma de haces corimboides de 40 a 50 floros, que se desarrollan axilarmente. Es dioico; los ejemplares masculinos presentan dicasios de entre 3 y 11 flores, mientras que en los femeninos aparecen solitarias o en grupos de tres a lo sumo. Las flores son simples, pequeñas, polígamas, de color blancuzco; el cáliz y la corola suelen ser tetrámeros o excepcionalmente pentámeros. Entre los pétalos presenta igual número de estambres.

La polinizacion es entomofilia, siendo tanto abejas como dipteros los vehículos de la fecundación. Entre los meses de enero y marzo madura el fruto, una nùcula indehiscente de unos siete mm de diámetro, de color violáceo, rojizo o negruzco cuando madura, con un estigma poco prominente. Contiene 4 a 8 propágulos rugosos, de color amarillo. La diseminación se produce por lo general endozoicamente, siendo aves sus principales vectores.

7e71-Crece-fuerte-el-consumo-de-yerba-mate-y-te_tb800Historia de la Yerba Mate

Conocido como té de los jesuitas o té paraguayo. La yerba fue consumida desde tiempo inmemorial por los pueblos guaranìes y guaycurùes, que recogían las hojas de ka`a  en la selva, donde crecía en forma silvestre. Inicialmente las mascaban, luego las prepararon en infusiòn.

Iniciado el período de dominación hispano-portuguesa en América del Sur, la costumbre de beber la infusión fue extendiéndose. Hacia fines del siglo XVI y comienzos del XVII, los españoles consideraron al mate como un vicio peligroso. En abril de 1595, el teniente gobernador de Asunción, Juan Caballero Bazàn, prohíbe el tránsito por los yerbatales y el cultivo.
Con la llegada de la Compañía de Jesús al Paraguay a principios del 1600 y hasta 1630, se prohíben el consumo de mate y la exportación de la yerba. Pero la prohibición del consumo sólo sirvió para atraer la curiosidad de los conquistadores.

Hacia 1600 se consumían en Asunción cerca de 500 kilos de yerba al día. En 1611 Marìn Negròn, gobernador de Asunción, impone penas para los que fueran sorprendidos “en posesión de yerbas”: cien latigazos si el infractor era indígena, cien pesos de multa si era español. Contemporáneamente Hernandarias, gobernador de Buenos Aires, reprime el consumo de yerba con 10 pesos de multa y 15 días de cárcel, al tiempo que manda quemar en la Plaza Mayor sacos de la hierba ingresados clandestinamente.

Finalmente, el cultivo fue autorizado a los jesuitas, que lo monopolizaron hasta que fueron expulsados en 1767. Los jesuitas lograron domesticar la planta, mediante técnicas de secado de la semilla, lo que permitió extender las plantaciones al punto que la venta de yerba mate se convirtió en la principal fuente de ingresos de las “reducciones”. Hacia 1720 el consumo se había generalizado también en el actual estado de Sao Paulo (Brasil). En Chile desde la Colonia y hasta el siglo XIX tuvo una amplia difusión, cediendo su preponderancia en las áreas urbanas en favor del Tè.

A fines del Siglo XVIII, luego de la expulsión de los Jesuitas, los yerbales se fueron perdiendo como explotación productiva. Su reposición se hizo difícil pues se desconocían los métodos que habían permitido a los jesuitas producir la germinaciòn a escala industrial. El paisaijista franco-argentino Carlos Thays investigó los métodos de germinación de las semillas. Esto ya había sido enunciado por el naturalista Aimè Bonpland, quien había vivido en las misiones jesuitas, pero sus estudios se habían perdido.9 10

En 1895 Thays recibió las primeras semillas de yerba mate y logró hacerlas germinar al someterlas a una prolongada inmersión en agua a elevada temperatura. Debido al éxito obtenido, la Dirección de Agricultura y Ganadería de la Nación Argentina confirmó la eficacia del sistema Thays y lo divulgó en la región Noroeste del país.1

Hoy en día la zafra de la hoja en los yerbatales, continúa ligada a los regímenes de mensù sobre las comunidades guaranìes, que son engañadas por sus necesidades extremas, pues muchos son expulsados de sus tierras y al verse exiliados caen en manos de “enganchadores” que les ofrecen adelantos de sueldo y son llevados a yerbatales para convertirse en mensúes -término que denomina a la forma de trabajo forzoso en Paraguay-, que acarrea indígenas bajo amenazas para la cosecha de la yerba mate. Esto último no ocurre últimamente en Argentina, aunque hace no mucho tiempo también habían “mensús” en este país. En Misiones (Argentina se llama “tarefero” al que cosecha artesanalmente la yerba, valiéndose de una tijera. Los mensúes y tareferos se sienten identificados con la tarea de la cosecha; aun así, cobran muy poco por su trabajo y son semiexplotados (como lo refleja la canción El mensú, de Ramon Ayala). Como las tareas de cosecha (tarefa) no se llevan a cabo durante todo el año, en Misiones (Argentina) existen subsidios a los tareferos. El gran problema al que se enfrentan los tareferos en Argentina es el trabajo en negro que, según el gremio rural UATRE, involucra en la cosecha de yerba en la zona productora a cerca de 25000 personas. El 49% de ellos está fuera del mercado legal (UATRE: Datos de 2005).

i1140-yerba-mate-631x280Propiedades de la Yerba Mate

Los científicos estudian las propiedades de la Yerba mate para  reducir grasas, en especial el llamado colesterol malo.  En el caso de la yerba mate, los principios activos se encuentran en las  hojas, por lo que se realiza una cosecha en forma de poda, que no  perjudica al árbol.  Sus propiedades terapéuticas y nutritivas no dependen de un solo  principio activo, sino de todo el complejo.

Amplias y rigurosas investigaciones científicas señalan que la Yerba mate es un muy buen antioxidante, diurético y laxante natural. También tiene  una poderosa actividad estimulante como tónico y hasta resulta preventiva de  las caries dentales.

Otra de las acciones orgánicas de sus principios activos resultan muy  
apropiadas para combatir una de las patologías de mayor crecimiento en  las últimas décadas: el sobrepeso y la obesidad.  Se están estudiando
científicamente sus propiedades para quemar calorías y grasas, en un  estudio sobre dos grupos de personas en Argentina y Chile.  Los investigadores se sienten atraídos por la relación entre alto consumo de  yerba mate y bajo porcentaje de obesidad, por lo cual están estudiando  las propiedades lipogénicas y termogénicas del mate.

Se fabrican cremas y geles sobre la base de extracto fluido de yerba mate  para tratamientos anticelulíticos. También se comercializa en forma de  cápsulas para adelgazar, y se le atribuye la propiedad de disminuir la
tasa de colesterol, en especial el llamado colesterol malo.  
En casos de decaimiento físico o depresiones menores la mateína, un  alcaloide presente en la yerba, actúa sobre el sistema nervioso central,  estimulándolo.

En adicción a la lucha contra el cáncer, los beneficios de los potentes derivados de la yerba mate puede ser útiles al combatir otras enfermedades asociadas con la inflamación. Estudios separados también han sugerido multitud de beneficios obtenidos de beber la yerba mate, mostrando que…

  • Reduce el estrés oxidativo en el corazón y el hígado
  • Protege el ADN de daños
  • Destruye las células de cáncer de hígado en los humanos
  • Mejora el flujo sanguíneo
  • Riesgos más bajos de enfermedades cardiacas
  • Reduce la acumulación de grasa

Yerba Mate Propiedades antioxidantes (90% más que el Té Verde)

images (2)VITAMINAS Y MINERALES POR CADA CEBADURA 


Aparte de los derivados de la cafeína, la yerba mate es rica en varias vitaminas importantes, minerales y antioxidantes. Algunas mezclas de yerba mate tienen un 90% más antioxidantes que el té verde. Algunos otros componentes significativos encontrados en la yerba mate son:

DE 50 GR. DE YERBA MATE:

Potasio……………………547.50mg 

Magnesio……………..185.25mg

Sodio………………………60.00mg

Fósforo………………….34.30mg.

VitaminaB1………………0.20mg.

Vitamina2……………..0.39mg

Vitamina C………0.65mg.

Pantotenato de calcio…………….3.25mg.

Niacina…………………070mg.

Poderoso Antioxidante

El mate es una bebida saludable porque contiene polifenoles que funcionan como antioxidantes. La infusión de yerba mate se reveló como un antioxidante más potente que el ácido ascórbico (vitamina C), con propiedades similares al vino tinto en su rol de fuerte antioxidante y de inhibidor en la oxidación de lipoproteínas de baja densidad.
- Detienen el envejecimiento celular: Estos compuestos aumentan las defensas naturales del organismo, al prevenir los ataques celulares diarios que causan el deterioro del cuerpo.
- Previenen el crecimiento de células cancerígenas: Al combatir el envejecimiento celular, los antioxidantes también ayudan a prevenir ciertos tipos de cáncer.
- Disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares: Además, los antioxidantes previenen las enfermedades coronarias y cerebrovasculares porque evitan la arterosclerosis.

Efecto Energizante

Por las xantinas que contiene, la infusión de yerba mate es una fuente natural de energía que estimula el esfuerzo intelectual y físico. Las xantinas (cafeína, teobromina) son compuestos que estimulan el Sistema Nervioso Central (SNC). Dicha estimulación se traduce en excitación, dominando y regulando el esfuerzo intelectual y muscular, por lo que es ideal para personas que realizan deportes u tanto actividades físicas como mentales.

4f7dc8ab74095_684_466!Modo de Consumo

Hay tres formas básicas de consumir la yerba mate, que reciben distintos nombres:

  • La forma más común es el mate, una infusión que se prepara en un recipiente (también denominado “mate”) o -si el recipiente es de la variante de boca ancha se le llama “porongo”- en donde se vierte agua entre 75 y 82 grados de temperatura, que se succiona por medio de una bombilla.
  • El tererè es similar al mate, pero se lo prepara con agua bien fría, su consumo es constante sin importar la época o temperatura. Se le suele agregar mezcla de yerbas medicinales como la menta (Mentha arvensis), el cedrón (Lippia citriodora), menta peperina, y otras . Es propio de Paraguay, oeste de Mato Grosso y de Sao Paulo , y en el Litoral Argentino
  • El Mate Cocido es una infusiòn. Para prepararlo primero se hierve la yerba mate en agua, y posteriormente se cuela y se sirve en una taza. Cabe destacar que esta forma “tradicional” de preparar el mate cocido, ha sido en gran parte desplazada por el mate cocido preparado en bolsitas, similares a las del té común. El Mate Cocido fue conocido en los siglos XVII y XVIII como té de los jesuitas, por ser éstos quienes popularizaron su uso, a imitación del té.