“…O TE CALLAS O TE CALLO!!” (SUPRIMEN TU LIBERTAD DE EXPRESIÓN E INFORMACIÓN?)

“…O TE CALLAS O TE CALLO!!” (SUPRIMEN TU LIBERTAD DE EXPRESIÓN E INFORMACIÓN?)…  Es el titulo que quise darle al articulo de opinión que a continuación (recabado de diversas fuentes) se presenta dada la APTITUD IMPERATIVA Y SOLAPADA que el actual Gobierno Venezolano está ejerciendo sobre los pocos medios de información privados que existen en el país con el pretexto “…de contribuir al “Movimiento por la paz y la vida” que se denominará “Violencia Cero”. (Los Medios) consideran que cualquier aporte  que el medio televisivo pueda proporcionar para reducir la violencia en el país, será muy bien recibido por  la colectividad. “Pero todo esto es pura retorica, una desvergonzada aptitud demagogica de parte del Gobierno de turno porque no pueden darle solución a la problemática de inseguridad que atraviesa el País desde hace 14 años y de alguna manera pretenden “taparla” haciéndole creer al mundo que Venezuela es un Paraíso de país donde todo es Paz amor y felicidad a causa del “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI”, donde no muere ni una mosca ni si quiera por parpadear o por efectos de algún repelente contra insectos.6RUPTURA DE LA NORMATIVA SOCIAL

Hisvet Fernández, psicóloga social, explicó que los seres humanos, tienen por naturaleza la agresividad, como un mecanismo de defensa histórico para poder sobrevivir, el problema comienza cuando dicha conducta no tiene normas consensuadas y criterios, que impidan que la agresividad se convierta en una violencia extrema.

“En cualquier sociedad en la que se rompa la normativa social, las leyes se hacen demasiado flexibles, los parámetros y límites no están claros, y ello es el detonante para que la violencia comience a brotar de manera desenfrenada. En Venezuela se han perdido esos límites, estamos en un proceso en el cual la garantía de convivencia pacífica se ha ido perdiendo.

Las personas viven con niveles de estrés, angustia, precariedad y vulnerabilidad que lo convierten en individuos presas fáciles de la agresividad y la violencia como acción social inadecuada para las relaciones humanas”.

En 1996 la Asamblea Mundial de la Salud, declaró que la violencia es un importante problema de salud pública en todo el mundo. Constituye un problema de salud, que además de ser un factor de riesgo de muchas enfermedades y problemas, está determinado por múltiples interacciones sistémicas de carácter biológico, psicológico y social, que se entrelazan en una red de interacciones contenidas en la actividad humana.

Los más vulnerables son los jóvenes y mujeres, sobre todo en los sectores más pobres. Nuestro país, actualmente muestra las cifras de violencia más trágicas y alarmantes. Alrededor de 700 niños han sido víctimas de balas perdidas en los últimos 10 años, mientras que anualmente, la cifra de fallecidos en acciones violentas alcanza los 20 mil. Son prácticamente partes de guerra, en un país que no se encuentra en conflicto bélico, sino en una guerra de violencia interna que se ha salido de control.

libertad-prensa

“El problema de la violencia en Venezuela se le escapó de las manos al Gobierno, no ha tenido las estrategias para controlarla. El sistema de justicia no funciona, vemos cómo desde los liceos se manifiesta la violencia, en los hogares, en las calles, en las cárceles, como una ventana de la realidad del país donde las autoridades son los delincuentes. El deterioro es grande y es necesario tomar medidas para que esta situación cambie”.

Una política nacional que desarrolle un proyecto de país sin violencia es fundamental para la resolución de esta problemática social, que rescate lo mejor de la sociedad y cultura venezolana, con tendencia a la armonía, indicó Fernández.

“Se debe tener una política nacional donde todos los factores sociales y políticos se pongan de acuerdo en desarrollar y respetar un proyecto de país sin violencia. Disminuyendo la polarización política, respetando la diferencia, dos puntos que no se están haciendo en el país. Se ha estimulado el odio a la diferencia, hecho terrible para la sociedad, pues con las condiciones de vida precarias, el estrés generalizado y la agresividad ante cualquier situación, influye en los niveles de violencia colectiva”.

La salud pública se caracteriza sobre todo por la importancia que concede a la prevención. En lugar de aceptar sencillamente la violencia o reaccionar ante ella, su punto de partida es la sólida convicción de que el comportamiento violento y sus consecuencias pueden prevenirse.

“La igualdad de condiciones, de oportunidades para tener una vida digna, son factores que deben tomarse en cuenta para combatir la violencia, somos un país con una población que tiene tendencia a la armonía y un cambio es posible, a pesar de estar en un punto de gravedad. La esperanza no se puede perder, como hemos caído en una etapa oscura, podemos salir de ella con un esfuerzo mancomunado y con el trabajo de todos los factores sociales”.

A nuestros hijos, los ciudadanos más vulnerables de cualquier sociedad, les debemos una vida sin violencia ni temor. Para garantizarla hemos de ser incansables en nuestros esfuerzos por lograr la paz, la justicia y la prosperidad no solo para los países, sino también para las comunidades y los miembros de una misma familia. Debemos hacer frente a las raíces de la violencia. Solo entonces transformaremos el legado del siglo pasado de lastre oneroso en experiencia aleccionadora.

asalto-a-la-libertad

EL REAL MEOLLO DEL PROBLEMALa Problemática de Inseguridad en Venezuela tiene Diferentes vertientes entre los cuales podemos destacar: la falta de valores morales y espirituales, la siembra de una cultura bien definida del sentido de pertenencia hacia el País y hacia la cultura popular dentro de la comunidad a la cual pertenece, la educación, homicidios, suicidios, accidentes de transporte, la intolerancia, el respeto hacia el libre pensamiento, diferencia de clases sociales, desigualdad económica, la falta de adaptación a una sociedad multicultural como lo es Venezuela (Tierra forjada por la diversidad de culturas que se han radicado por medio de la inmigración aquí en esta tierra) ninguna de estas vertientes se pueden solucionar solamente por restringir la información que venga a través de algún medio de comunicación en particular, sino con Politicas que vayan dirigidas hacia la formación integral del individuo dentro de los aspectos: morales, sociales, educacionales, culturales y espirituales. todo esto enmarcado a la SIEMBRA DE UNA CULTURA DE PAZ. 

niñozmarcadeagua¿QUE ES UNA CULTURA DE PAZ?Según la definición de las Naciones Unidas (1998, Resolución A/52/13), la cultura de paz consiste en una serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan la violencia y previenen los conflictos tratando de atacar sus causas para solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación entre las personas, los grupos y las naciones. La Declaración y el Programa de Acción sobre una Cultura de Paz (1999, Resolución A/53/243) identifican ocho ámbitos de acción para los actores al nivel local, nacional y internacional que proponen:

1. Promover una cultura de paz por medio de la educación mediante la revisión de los planes de estudio para promover valores, actitudes y comportamientos que propicien la cultura de paz, como la solución pacífica de los conflictos, el diálogo, la búsqueda de
consensos y la no violencia. Este nuevo planteamiento de la educación también debería orientarse hacia las siguientes
metas:

2. Promover el desarrollo económico y social sostenible mediante la reducción de las desigualdades económicas y sociales, la erradicación de la pobreza y garantizando una seguridad alimentaria sostenible, la justicia social, las soluciones duraderas a los problemas de la deuda, el fomento de la autonomía de la mujer, medidas especiales para grupos con necesidades especiales y la sostenibilidad ambiental …

3. Promover el respeto de todos los derechos humanos Los derechos humanos y la cultura de paz son complementarios: cuando
predominan la guerra y la violencia, no se pueden garantizar los derechos humanos pero, al mismo tiempo, sin derechos humanos en todas sus dimensiones, no puede haber
cultura de paz …

4. Garantizar la igualdad entre mujeres y hombres por medio de la plena participación de las mujeres en la toma de decisiones
económicas, sociales y políticas, la eliminación de todas las formas de discriminación y de violencia contra la mujer, el apoyo y la
asistencia a las mujeres necesitadas …

5. Promover la participación democrática Entre los cimientos imprescindibles para la consecución y el mantenimiento de la paz y la seguridad figuran principios, prácticas y participación democráticos en todos los sectores de la sociedad, un gobierno y una administración transparentes y responsables, la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado, la corrupción, el tráfico ilícito de drogas y el blanqueo de dinero …

6. Promover la comprensión, la tolerancia y la solidaridad Para acabar con las guerras y los conflictos violentos es preciso trascender y superar las imágenes del enemigo mediante la comprensión, la tolerancia y la solidaridad entre todos. Aprender
de nuestras diferencias por medio del diálogo entre civilizaciones y del respecto para la diversidad cultural es un proceso
enriquecedor …

7. Apoyar la comunicación participativa y la libre circulación de información y conocimientos La libertad de información y comunicación y los intercambios de información y conocimientos son imprescindibles para una cultura de paz. Pero hay que tomar medidas para hacer frente al problema de la violencia en los medios de comunicación, comprendidos los que se valen de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación …

8. Promover la paz y la seguridad internacionales Los adelantos logrados en los últimos años en materia de seguridad humana y desarme comprendidos los tratados sobre las armas nucleares y el que prohíbe las minas antipersonales deben alentarnos a actuar con más denuedo todavía en favor de la negociación de soluciones pacíficas, la eliminación de la producción y el tráfico de armas,
las soluciones humanitarias en situaciones de conflicto y las iniciativas una vez que éstas finalizan …

liexpre

Libertad de expresión en VenezuelaVenezuela siempre se ha comprometido con el respeto y consagración de esta libertad; igualmente, ha estado en sintonía con los pactos internacionales suscritos por la mayoría de los Estados, tales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, el Pacto Internacional Sobre Derechos Civiles y Políticos de 1.961, y la Convención Interamericana Sobre Derechos Humanos de 1977, conocida  universalmente como el Pacto de San José.El columnista del diario El Universal, Gerardo Blyde, explica en su artículo Resistencia Pacífica como la defensa de la libertad de expresión tiene vieja data en el país. “A quince días de haber muerto Gómez, López Contreras dio su primera rueda de prensa, el 3 de enero de 1936. En ella prometió completa libertad de expresión: sólo los medios debían imponerse los límites (…) Inexplicablemente, dos días después, cambió de opinión y dictó un decreto de suspensión de garantías constitucionales (entre ellas la libertad de prensa y el derecho a la protesta pacífica) y estableció una Oficina de Censura en donde se ordenaba a las gobernaciones vigilar que no se publique ningún escrito de carácter político, social o económico sin la aprobación de la autoridad”.Cierres de periódicos, ceses de transmisiones y muchas otras acciones de los diferentes gobiernos sucesivos, despertaron el interés ciudadano originando grandes protestas que quedaron grabadas en las páginas de la historia de nuestro país. Ejemplos de ellos son las persecuciones hechas por la Seguridad Nacional a aquellos que se pronunciaran en contra de la dictadura de Pérez Jiménez; las protestas por la suspensión de garantías y la prohibición a los medios de divulgar lo que estaba ocurriendo en el período de Gallegos; el decreto del Ministerio de Relaciones Interiores del período de Betancourt, en el que se ordenaba a las publicaciones del país abstenerse a dar informaciones relacionadas con el orden público sin consultar previamente a los funcionarios designados; entre otras.

Desde entonces, las relaciones de los medios con el Gobierno se han caracterizado por períodos de tensión: de duras críticas y ataques del Presidente contra determinados medios, sus propietarios e incluso periodistas; de una persistente campaña contra el Presidente y el gobierno de turno por parte de los medios.

Libertad-de-expresion

Libertad de Expresión vs Libertad de Información

La Constituyente de 1.999 recogió la importancia de la libertad de expresión e información y lo plasmó en la Carta Magna elaborada. A pesar de que dichas libertades están íntimamente relacionadas, se separó con tratamientos jurídicos diferentes, el derecho a la libertad de expresión por una parte, del derecho a la libertad de información por la otra.

La Constitución Nacional sancionada por la Asamblea Nacional Constituyente en 1.999 establece en su artículo 57: “Toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, sus ideas u opiniones de viva voz, por escrito o mediante cualquier otra forma de expresión, y de hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación y difusión, sin que pueda establecer censura. Quien haga uso de este derecho asume plena responsabilidad por todo lo expresado. No se permite el anonimato, ni la propaganda de guerra, ni los mensajes discriminatorios, ni los que promuevan la intolerancia religiosa. Se prohíbe la censura a los funcionarios públicos o funcionarias públicas para dar cuenta de los asuntos bajo sus responsabilidades”.

Por su parte, el artículo 58 referido a la libertad de información dicta lo siguiente: “La comunicación es libre y plural (…) Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura (…) así como el derecho de réplica y rectificación cuando se vean afectados directamente por informaciones inexactas o agraviantes. Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a recibir información adecuada para su desarrollo integral”.

A partir de dichos artículos se desprende le relevancia de la prohibición de la censura previa, como una condición fundamental para la existencia de libertad de expresión; lo que se ratifica en el artículo 13.1 del Pacto de San José, donde se señala que el ejercicio de estos derechos no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores. El Pacto de Derechos Civiles y Políticos en su artículo 19 reitera la libertad de expresión en términos similares; y la Declaración Universal de los Derechos Humanos señala en su artículo 29.2: “En el ejercicio de los derechos y en el disfrute de sus libertades toda persona estará sujeta a las limitaciones establecidas por la Ley con el fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden publico y del bienestar general en una sociedad democrática”.

Demo Lib expresion

La información debe en principio resguardar la privacidad y la intimidad de las personas, conforme a lo establecido en el artículo 60 de la Constitución Nacional: “Toda persona tiene derecho a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación…”. Esto también se encuentra establecido en el Pacto de San José en los artículos 11 y 14.

No cabe duda de que, si bien es cierto de acuerdo a las leyes que toda persona tiene derecho a su privacidad e intimidad, también lo es, que existen ocasiones en que se encuentra involucrado el interés público en contraposición con los derechos individuales. Ante ello, se presenta un grave conflicto de derechos, puesto que debe precisarse cual derecho igualmente humano y fundamental, debe aplicarse con preferencia. 

La solución a dicho conflicto, no es otra que la subordinación de los derechos y garantías individuales, en beneficio del derecho a la información que necesitan los ciudadanos para su desenvolvimiento social. Sin embargo, los derechos de libertad de expresión e información conllevan una doble dimensionalidad: informar y ser informado, expresar y recibir ideas de los demás. En ambos casos, resulta fundamental que el periodista no se entrometa en la esfera de los derechos individuales, salvo aquellos casos en los que se encuentre involucrada una verdad pública.

5735_1185113100252_1000997089_30559927_4965197_n

El derecho a informar es posterior al de expresar ideas, hechos y opiniones. Sin posibilidad de emitir información, se anula el derecho del individuo a enfrentar una postura ante ciertos hechos que le interesa conocer. Por ello, la libertad de expresión es participe y complemento de otros derechos igualmente importantes, tales como el derecho a manifestar pacíficamente, a la educación, a la libertad religiosa, entre otros.

ANTE ESTA ACTUACIÓN DEL GOBIERNO, NOS TOCA A NOSOTROS LOS CIUDADANOS DE A PIE, EXPRESARNOS A TRAVÉS DE LOS MEDIOS QUE DIOS NOS PERMITA TENER ACCESO Y LUCHAR POR LA DEMOCRACIA QUE ES EL SISTEMA DE GOBIERNO QUE OFRECE MAS LIBERTAD PARA TRABAJAR POR NUESTRAS FAMILIAS, POR UNA SOCIEDAD MAS JUSTA Y POR EL PROGRAMA DE DIOS PARA EL TIEMPO EN EL CUAL VIVIMOS…. HASTA LA PRÓXIMA!!!